Expresan mineros confianza en que se corrija la existencia de "sindicatos blancos"

Categoría de nivel principal o raíz: ROOT Categoría: Denuncias de CCPP Publicado: Miércoles, 05 Agosto 2015 02:51 Visto: 1093

El Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana confió en que las autoridades laborales cumplan su promesa y que, en breve tiempo, se empiece a corregir la anomalía jurídica, política y laboral que significa la existencia de los llamados contratos colectivos de protección patronal o sindicatos blancos.

  • El gremio recibe con satisfacción declaraciones del secretario del Trabajo de revisar el tema

Ciudad de México, 3 de julio de 2015.- El Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana confió en que las autoridades laborales cumplan su promesa y que, en breve tiempo, se empiece a corregir la "anomalía jurídica, política y laboral"que significa la existencia de los llamados "contratos colectivos de protección patronal" o "sindicatos blancos".

En un comunicado, la agrupación que encabeza Napoleón Gómez Urrutia informó que recibió con satisfacción las declaraciones del secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, ante delegados federales de dicha dependencia, de que en breve tiempo revisará el tema.
Destacó que en su informe más reciente sobre derechos humanos en México, el gobierno de Estados Unidos criticó que el gobierno mexicano "no protege consistentemente los derechos de los trabajadores". Advirtió "un fracaso general para hacer cumplir las leyes laborales y otras legislaciones", con lo cual, "deja a los trabajadores con muy pocos recursos respecto de las violaciones a la libertad de asociación, malas condiciones de trabajo u otros problemas".
El proceso de reconocimiento oficial del gobierno a los sindicatos se ha politizado, indica el documento estadunidense. Agrega que las autoridades mexicanas ocasionalmente usaron este proceso para premiar a aliados políticos o castigar oponentes políticos”.
Las agrupaciones de protección controlados por la empresa, indica el reporte estadunidense, "siguen siendo un problema en todos los sectores..., dado que una mayoría de trabajadores estaba bajo el control de esos sindicatos no representativos de los mismos".
El comunicado del Sindicato Minero destacó que el informe señala que "los organizadores sindicales de algunos sectores se quejaron sobre la participación abierta y usualmente hostil del gobierno cuando los organizadores intentan crear sindicatos independientes, no controlados por el patrón".
Como ejemplo, el informe señala que "en junio del año pasado, en una fábrica en Matamoros, Tamaulipas, 300 empleados detuvieron el trabajo para demandar a la compañía que les permitiera dejar el sindicato establecido por el patrón, y unirse a los mineros (de Napoleón Gómez Urrutia). La compañía respondió despidiendo a toda la fuerza de trabajo y presentado cargos criminales contra los líderes sindicales".
Causa de conflictos e injusticias
El Sindicato Minero destacó que la existencia de esas organizaciones ha sido origen de muchos "conflictos e injusticias", que han permitido –entre otras cosas–, el manejo discrecional del registro de los sindicatos por la autoridad laboral, amparados en la llamada "toma de nota" que la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje otorga a las organizaciones que aspiran a obtener su registro formal ante la autoridad, "pero que se ha convertido en un instrumento de control político de los sindicatos".
Añadió que el panorma de las relaciones laborales en el país se verá "positivamente reconstruido" una vez que gobierno, empresas y sindicatos se relacionen entre sí en la plenitud de sus respectivos derechos.
El comunicado señaló que la problemática de los "contratos colectivos de protección patronal" ha sido denunciada también a escala internacional y que organizaciones y federaciones han señalado que se trata de un grave conflicto que afecta a los trabajadores mexicanos.

Periódico La Jornada

http://www.jornada.unam.mx/2015/07/03/politica/023n1pol