Atraviesa encrucijada sindicalismo mexicano

Categoría de nivel principal o raíz: ROOT Categoría: Denuncias de CCPP Publicado: Miércoles, 28 Octubre 2015 02:22 Visto: 414

En la actualidad, el nivel de sindicalización en México es bajo; la población económicamente activa anda en 60 millones, de ellos solo 15 millones tienen empleo, un 20 por ciento o menos están sindicalizados y la mayoría están controlados.

 

Atraviesa encrucijada sindicalismo mexicano

El Sol de Córdoba,3 de octubre de 2015
 Tatiana Martínez Caballero

Córdoba, Veracruz.- Por malos manejos, el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana ha destituido dos comités locales de Querétaro, uno de Toluca y ha metido a la cárcel a por lo menos seis líderes, señaló el secretario general Francisco Hernández Juárez, tras indicar que aun cuando en México el sindicalismo pasa por un momento difícil porque el 90 por ciento o está controlado por los empresarios, por el gobierno o por mafias, es mediante este gremio que los trabajadores pueden luchar por mejores salarios.

En la actualidad, el nivel de sindicalización en México es bajo; la población económicamente activa anda en 60 millones, de ellos solo 15 millones tienen empleo, un 20 por ciento o menos están sindicalizados y la mayoría están controlados.

"Los partidos políticos, el gobierno, los empresarios, las mafias sindicales, han contribuido a que México se haya convertido en el país con los más bajos salarios de América Latina y del mundo", dijo en entrevista previo a encabezar la toma de protesta de nuevos comités de Córdoba y Orizaba.

Lamentó que en México no haya libertad ni democracia sindical o está muy restringida, al grado que recientemente la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en la última asamblea determinó una serie de recomendaciones, haciéndole saber al gobierno mexicano que no cumple con los convenios internacionales.

El líder nacional de los Telefonistas hizo énfasis en que un puñado de personas controlan estas asociaciones para su beneficio, se enriquecen; así que al hacer públicos los contratos colectivos de protección patronal como pide la OIT se hará público quiénes los controlan y los trabajadores podrán luchar porque haya democracia y libertad sindical. 

"En el sindicalismo hay muchas corrupciones, como dinero público que no entra a cuentas pero el gobierno los protege, lo que es una tragedia porque protegen más al dirigente que a los trabajadores y esas son las consecuencias", abundó.

Como ejemplo, a los ferrocarrileros jubilados ya los sacaron de la empresa, ahora los tienen en un Fideicomiso, pero el sindicato recibe cuotas y no paga a viudas y la ley no dice nada, cuando debería sancionar al líder sindical que se está quedando con estos recursos.

En cuanto al salario mínimo que perciben trabajadores no sindicalizados, el entrevistado dijo que se vislumbra alguna posibilidad porque hay una iniciativa de ley para desvincular los indicadores del salario mínimo y que no tienen nada que ver con éste, para que se luche por mejorarlo y como se ha propuesto en el Distrito Federal suba de 70.10 a 82 pesos, a fin de  sacar del nivel de pobreza a más de la mitad de los trabajadores que menos ganan.

Tan desprotegidos están los trabajadores, que con la última reforma laboral reflejó esa tendencia, pues al aprobarse el outsourcing, es decir, la contratación a través de terceros, las empresas que los contratan no tienen responsabilidad de salario, ni de prestaciones.

Y si un trabajador es despedido injustificadamente de su empresa y el juicio dura cinco años, la empresa solo será responsable de pagar un año de salarios caídos.

La OIT revisa la Ley Federal del Trabajo que no está alineada con los convenios, señala que hay que resolver problemas legales, que los trabajadores luchen por un nuevo sindicalismo y que marca la necesidad de convencer a empresas y gobierno, que los sindicatos pueden ser solución y no problema.

http://www.oem.com.mx/elsoldecordoba/notas/n3965831.htm